Archive for the ‘marihuana’ Category

adicciones

noviembre 8, 2006

marilogo.jpg

Marihuana

Sustancia : Marihuana – (porro)

Aspecto : Bolas o planchas; como barro prensado de color marrón oscuro . Hojas secas.

Forma de tomar : Se mezcla con tabaco y se arman unos cigarrillos que se llaman porros, petas, canutos. A veces se come.

Efectos : Relaja y desinhibe. Puede funcionar como facilitador de las relaciones sociales.

Riesgos : Alteraciones psicológicas: dificultades de memoria y concentración, alteraciones perceptivas, disminución del interés y la motivación.

porro.gif

Es el producto, formado por las sumidades floridas (una vez obtenida de ellas la resina), la hoja, frutos, brotes y tallos blandos del cáñamo. Todo ello una vez secos, son picados finamente. Por ello tiene apariencia de picadura de tabaco, variando su colocación según su procedencia; verdosa la marroquí, marrón oscura la colombiana y centroamericana.

A pesar de su bajo porcentaje en T.H.C ( Tetrahidrocannabinol ) actualmente es una sustancia potencialmente peligrosa por ser, junto con la planta dedicada a la producción de fibra industrial, susceptible de utilización para fabricar el aceite de hachic o hachic liquido.

A veces es adulterada con otras plantas, tales como orégano, te, alfalfa, y parece que se le añade en origen datura, causando efectos más potentes.

Suele tener entre el 1% y el 3% de tetrahidrocannabinol (T.H.C.)

La grifa es el equivalente, a la marihuana mexicana, al kifi marroquí o al grang indio.

Su consumo se realiza sola o mezclada con tabaco haciendo un pitillo (canuto o porro), normalmente los pitillos se cierran por los dos extremos por falta de adherencia del producto.

Los efectos o actividad farmacológica de la grifa, irán en relación a su riqueza en T.H.C. y esta riqueza variara con arreglo al clima donde creció la planta, método de cultivo, recolección, almacenamiento, en resumen, sus efectos, serán similares a los del hachís, pero menos potentes.

La marihuana es una mezcla verde o gris de flores secas cortadas en trocitos de la planta Cannabis sativa. Existen más de 200 palabras comunes para la marihuana incluyendo “pot,” “herb,” “weed,” “boom,” “Mary Jane,” “gangster,”y “chronic.” Usualmente se fuma como un cigarrillo llamado “joint” o “nail” o utilizando una pipa. En los últimos años se ha encontrado “blunts”, o cigarrillos en los que se ha reemplazado el tabaco por marihuana, muchas veces combinada con otra droga como el crack. Algunos usuarios también mezclan la marihuana con alimentos o la usan para hacer té.

El principal ingrediente activo en la marihuana es el THC (delta-9-tetrahydrocanabinol). En 1988 se descubrió que las membranas de ciertas células nerviosas contenían receptores de proteína que se ligaban al THC. Una vez fijo en su lugar, el THC desencadena una serie de reacciones celulares que, a la larga, producen el estímulo que sienten los usuarios al fumar la marihuana. Los efectos a corto plazo del uso de la marihuana incluyen problemas con la memoria y el aprendizaje, percepción distorcionada, dificultad para pensar y resolver problemas, pérdida de la coordinación y un aumento en el ritmo cardíaco, ansiedad y ataques de pánico.

Los científicos han descubierto que las sensaciones positivas o negativas experimentadas por un individuo después de fumar marihuana, están directamente relacionadas con la genética. Un estudio reciente mostró que los gemelos indénticos tienen mayor probabilidad de reportar respuestas similares al uso de marihuana que gemelos no idénticos, indicando así una base genética para sus sensaciones. Los gemelos idénticos tienen los mismos genes y los gemelos fraternos comparten más o menos la mitad de sus genes. Factores ambientales tales como la disponibilidad de la marihuana, las expectativas sobre su efecto, la influencia de amistades y contactos sociales y otros factores que serían diferentes hasta para los gemelos idénticos han demostrado tener un efecto importante. Sin embargo, tambien se descubrió que el ambiente familiar de los gemelos no tiene ninguna influencia detectable sobre los efectos de la marihuana antes de los 18 años de edad.

Peligros para la salud

Efectos de la marihuana en el cerebro

Los investigadores han encontrado que el THC cambia la manera como la información sensora llega y es procesada por el hipocampo. El hipocampo es un componente del sistema límbico del cerebro que es crucial para la memoria del aprendizaje, y la integración de experiencias sensoriales con emociones y motivaciones. Las investigaciones han demostrado que las neuronas del sistema de procesamiento de información del hipocampo y la actividad en las fibras nerviosas son reprimidas por el TCH. También, los investigadores han encontrado un deterioro de los patrones de conducta aprendidos, también dependientes del hipocampo.

Recientes investigaciones también indican que el uso prolongado de la marihuana produce cambios en el cerebro similares a los vistos después del largo uso de otras drogas que son frecuentemente abusadas.

Efectos en los pulmones

La persona que fuma marihuana frecuentemente puede tener los mismos problemas respiratorios de los fumadores de tabaco. Estas personas pueden tener tos y flema a diario, síntomas de bronquitis crónica, y mayor frecuencia de catarros. El uso contínuo de la marihuana puede llevar al funcionamiento anormal del tejido pulmonar, debido a su destrucción o trauma.

Efectos en la frecuencia cardíaca y la tensión arterial

Resultados recientes indican que la práctica de fumar marihuana e inyectarse cocaína al mismo tiempo puede causar un marcado aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. En un estudio, se dió marihuana sola, cocaína sola y luego una combinación de ambas a usuarios frecuentes de estas dos drogas. Cada droga sola produjo efectos cardiovasculares; al combinarlas, esos efectos se intensificaron y duraron más. La frecuencia cardíaca de los sujetos del estudio aumentó 29 latidos por minuto con marihuana sola y 32 latidos por minuto con cocaína sola. Al administrarlas juntas, la frecuencia cardíaca aumentó en 49 latidos por minuto, y ese aumento persistió por más tiempo. Las drogas se administraron a los sujetos mientras estaban en reposo. En condiciones normales, una persona puede fumar marihuana e inyectarse cocaína y luego hacer algo causante de estrés físico lo cual puede aumentar mucho el riesgo de sobrecarga del sistema cardiovascular.

Efectos del uso frecuente de la marihuana en el aprendizaje y la conducta social

Un estudio en estudiantes universitarios mostró que ciertas habilidades críticas relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje están alteradas en aquellas personas que usan marihuana con mucha frecuencia, aún después de descontinuar su uso por 24 horas. Los investigadores compararon 65 “usuarios frecuentes” que habían fumado marihuana con una frecuencia media de 29 en los últimos 30 días, y 64 “usuarios menos frecuentes” quienes habían fumado con una frecuencia media de 1 en los últimos 30 días. Después de una abstinencia de 24 horas, estrictamente controlada, a la marihuana y otras drogas ilícitas y al acohol, los estudiantes recibieron pruebas estandarizadas para medir aspectos de la atención, memoria y aprendizaje. Comparados con los usuarios poco frecuentes, los usuarios frecuentes de marihuana cometieron más errores y tuvieron mayor dificultad para mantener la atención, cambiar la atención en respuesta a las demandas del ambiente, y registrar, procesar y utilizar información. Los resultados sugieren que el mayor impedimento por parte de los usuarios frecuentes está probablemente asociado con una alteración de la actividad cerebral producida por la marihuana.

Estudios longitudinales sobre el consumo de marihuana por parte de jóvenes por debajo de la edad universitaria indican que los usuarios tienen menor rendimiento que los no usuarios, mayor aceptación de comportamientos anormales, mayor comportamiento delincuente y agresión, mayor rebeldía, relaciones mas dificultosas con sus padres y mayores asociaciones con amigos delincuentes y que consumen drogas.

Las investigaciones también muestran mayor propension al enojo y comportamiento regresivo (chuparse el dedo y episodios de “rabietas”) en los infantes cuyos padres consumen marihuana que entre los infantes de padres no usuarios.

Efectos en el embarazo

Cualquier sustancia que se abuse puede afectar la salud de la madre durante el embarazo y este es un período en el que ella debe cuidarse con especial atención. El abuso de sustancias puede interferir con una nutrición y descanso adecuados, lo cual puede afectar el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Algunos estudios han encontrado que los bebés de madres que usaron marihuana durante el embarazo tienden a ser más pequeños que los de las embarazadas que no utilizaron la droga. En general, los bebés de menor tamaño tienden a desarrollar problemas de salud.

La madre lactante que usa marihuana pasa parte del TCH a su bebé a través de la leche materna. Las investigaciones han encontrado que el uso de la marihuana por parte de la madre durante el primer mes de lactancia puede impedir el desarrollo motor (control del movimiento de los músculos) del bebé.

Potencial adictivo

Una droga es adictiva cuando causa un deseo de búsqueda y consumo compulsivo e incontrolable, a pesar de los efectos adversos sociales y sobre la salud. La marihuana cumple con estos requisitos. Anualmente, más de 120.000 personas en USA buscan tratamiento para su adicción primaria a la marihuana. Además, estudios hechos en animales indican que la marihuana puede causar dependencia física y algunas personas han reportado síntomas asociados con la abstención o supresión.

Cultivo interior de marihuana

noviembre 8, 2006

EL CULTIVO INTERIOR.

Si nuestro interés es el cultivo interior, debemos considerar que las semillas que proceden de plantas de exterior, aunque sean de buena calidad necesitaran una adaptacin al medio artificial y esto podra llevar generaciones de semillas seleccionadas para obtener buenos resultados. Esto lo llevan haciendo en Holanda con muchos medios y durante aos. En la actualidad cuentan con un amplio catlogo de semillas de calidad asegurada para todo tipo de cultivos. En el cultivo interior la gentica se mantiene si se crean las condiciones más favorables y se cruzarn las plantas que mejor se adapten al microclima creado bajo la luz artificial.

Esta demostrado que la gentica de una semilla es el factor más importante para que el producto final sea de calidad. Una mala semilla en las mejores condiciones puede dar una gran planta pero sin resina ni olor. Las semillas deben tener “pedigr” o linaje.
La planta tiene dos fases en su vida, el crecimiento vegetativo y la formación de flores, cosa que ocurre cuando la planta percibe que la duración del periodo de luz solar se va acortando, es decir, que se acerca el otoño. Cuando el da empieza a ser mas corto que la noche, la planta entrar en periodo de floración sea cual sea el tamaño que haya alcanzado.

En interiores, se ha descubierto que se puede forzar la floración manipulando el tiempo de exposicin a la luz artificial, cuando la planta tenga la altura que se desee. Bajo estas condiciones la madre naturaleza eres t. >>

Aqu tienes información sobre un sistema ya probado de autoabastecimiento, en el que se pueden recoger de tres a cinco cosechas al ao, dependiendo de la complejidad del sistema.

Es mucho más sencillo adaptar una semilla de interior a exterior que a la inversa .

La luz del sol tiene muchos rayos ultravioleta que quemaran a una planta crecida bajo luz artificial, si se la somete a dicho cambio de forma brusca.

Si por el contrario dicho cambio es hecho paulatinamente la aclimatación ser perfecta. Conviene improvisar un pequeo invernadero con pálstico o similar hasta que puedan soportar la luz directa. Muchos plantadores de exterior comienzan la plantación en interiores. Hay semillas aptas tanto para interior como para invernadero.

Adaptar una planta de exterior a interior no vale la pena. Hay semillas de `pedigri” aptas para balcones con buenos resultados. El problema del cultivo exterior es que a pesar de que se cultiven grandes plantas, estas están expuestas durante meses al clima y a las plagas, y solo hay una cosecha por año.
Iluminación de la marihuana

Durante muchos años se han utilizado los fluorescentes para el crecimiento de plantas sin sol. Despus se utilizaron lámparas de vapor de mercurio, aunque sin grandes mejoras. Desde la aparicin de las lámparas de alta presión: las de vapor de sodio (HPS) y las de halogenuros metlicos(MH), que suelen utilizarse en el alumbrado público (autopistas, parques, estadios, etc. ), las demás se han quedado anticuadas, aunque los fluorescentes se pueden seguir utilizando. (son idneos para ciertas fases del proceso).

Las luces incandescentes y las halógenas, no son de nuestro interés. No dan el espectro adecuado y si mucho calor y consumo.

Las del tipo MH, son ideales para crecimiento vegetativo y son aptas para germinación y clonación (esquejes). Dan una luz generalmente blanca, existiendo diversos tonos.

Las del tipo HPS, son ideales para floración y aptas para crecimiento. Suelen dar una luz de color anaranjado, aunque ya se han obtenido nuevas tonalidades, incluso el sodio blanco.

Los fluorescentes del tipo cool white (color 33) y los del tipo gro-luxe, son ideales para clonación y germinación.

Si no hay más remedio, con cualquier lampara de alta presión o incluso con un buen montaje de fluorescentes, se puede realizar todo el ciclo. Las potencias de stas lámparas (HP) son de 150, 250, 400 y 1000 W. Las diferencias de precio entre una de menor potencia y otra de mayor, son mnimas, en cambio los resultados son muy distintos. No son recomendables potencias menores a 250 W.

Las lámparas de alta presión llevan balastos muy pesados y deben estar bien sujetas con cadenas o poleas. Se pueden montar los balastos aparte, y slo sujetar la pantalla y la bombilla a una polea, dado que la luz deber ir subiendo a medida que las plantas crezcan. Es imprescindible consultar con un especialista para saber instalar bien una lampara de estas caractersticas, si no se tienen conocimientos sobre electricidad. Conviene esta advertencia, mas por el peligro que entraa una instalacin mal hecha, que por la complejidad del montaje que no es tal.

Para lograr un rendimiento parecido a una HP a base de fluorescentes, se requerir un montaje bastante pesado y de difcil manejo. Hemos de pensar que un watio de luz de una lampara de alta presión da más luz que un watio de luz fluorescente.

Hay soportes con movimiento circular o lateral donde se instalan una o varias lámparas, logrando doblar el rea de plantación, aunque son costosos.

Las lámparas MH, requieren funcionar en horizontal alterando su rendimiento las inclinaciones, seria conveniente usar un nivel de obra. Algunos modelos funcionan en vertical, pero con menor rendimiento.

Luces recomendadas. :

Bombilla de sodio SON-T AGRO 400 W de PHILIPS, ideal para crecimiento y floración.

Bombilla de sodio SON-T 400 W de PHILIPS, ideal para floración.

Estas dos bombillas, pueden ir montadas en un kit con pantalla y balastros ideal para un rea de 180×60 cm (SGR 200 de PHILIPS)

Bombilla de halogenuros metlicos HPI-T 400 W, con kit (soporte + pantalla + balastros) MGR 300 de PHILIPS.

En caso de usar fluorescentes que no sean los anteriormente recomendados, debemos pensar que los azules o fros son más aptos para crecimiento y los rojos o clidos son para floración.

En el sistema que más adelante se explicar, se iluminarán dos reas de 180×60 cm. Una de crecimiento, iluminada con una HPI de 400 W. con un montaje de cuatro fluorescentes de 120 cm y dos redondos de 30 cm para los laterales. Y la otra rea, iluminada con una HPS tipo SON-T de 400 W.

Las distancias recomendadas desde la luz hasta las puntas de las plantas dependen del tipo y la potencia de la lampara: usando fluorescentes la distancia se mantendr entre 5 y 15 cm. La distancia para una HPS de 400 W. se mantendr entre 50 y 60 cm.

Algunas especies aguantan menos distancia, pero si las hojas superiores se doblan hacia arriba, es que, están demasiado cerca de la luz.

Las necesidades lumnicas de la marihuana, segn Rosenthal, son de entre 1000 y 3000 lumens por pie cuadrado a la distancia recomendada.
Medios de cultivo

Los medios de cultivo son lo que comnmente venimos a llamar tierra. Desde la tierra que se puede aprovechar de una maceta vieja hasta la más sofisticada mezcla inorgnica usada en cultivos hidropnicos en los que el alimento es suministrado de forma medida en el agua a travs de ingeniosos sistemas de riego automatizado hay un largo camino. En un primer sistema no se querr utilizar algo tan complicado, pero tampoco algo de tan pocas garantas. Todo lo que se use debe estar esterilizado y no se deben utilizar tierras viejas provenientes del exterior, pues pueden tener plagas, (se puede hervir la tierra aunque es muy trabajoso). Las mezclas para plantas de interior que venden empaquetadas suelen estar esterilizadas. (Debe indicarlo).

Lo ideal es hacerse uno la propia mezcla comprando los materiales por separado. Podramos definir tres caractersticas bsicas de los materiales a utilizar en una mezcla:

1.NUTRIENTE, que aporte los elementos que la planta necesita para su desarrollo.

2.RETENTOR DE AGUA, que permita que el agua sea absorbida o se a adhiera a su superficie

3.AIREADOR DRENADOR, que permita que el agua drene con facilidad y evite que la mezcla sea muy compacta.

El medio ideal estara compuesto de una mezcla que combinase bien los tres elementos.

En cultivos hidropnicos las mezclas usadas son totalmente inorgnicas y carecen de nutrientes (se suministran por el agua).

En cultivos tradicionales se utilizan materiales orgnicos sin esterilizar. Aqu se proponen nicamente mezclas semiorgnicas pero todas con materiales esterilizados, pues pensamos que es lo más cmodo si no quiere uno introducirse en el mundo de los cultivos hidropnicos, lo cual es muy interesante.

Materiales orgnicos:

Substrato vegetal: “tierra” preparada para plantas de interior a base de materia vegetal en descomposicin. Tiene mucho alimento y tambin retiene mucha agua, pues le aaden retentores de humedad. Por si sola no tiene buena aireacin ni drenaje, pero es un buen nutriente para aadir a la mezcla.

Turba de spagnum: excelente nutriente y retentor. La mayora de turbas que se comercializan, son de spagnum, y es uno de los componentes de los preparados para plantas antes mencionadas.

Humus de lombriz: tambin conocido como “vigorhumus”, es literalmente producto de lombrices de tierra. Es un gran nutriente y un elemento idneo para una mezcla. No retiene la humedad con facilidad. Aplicando una labor de humus por encima de la mezcla mantiene seca la superficie, pues al regar flota y vuelve a posarse al ser absorbida el agua. Est esterilizado.

Abonos orgnicos: están compuestos de materia orgnica de origen animal (estircol) vegetal en descomposicin. Hay varios tipos, el “steer manure”, el “compost”, etc. Son excelentes nutrientes pero no suelen estar esterilizados (pueden llevar huevos de insectos, esporas o semillas de malas hierbas).

Arena gruesa: de la que se usa en jardinera, para acuarios, o incluso de la que se usa en construccin, aunque debe ser lavada. Tiene las mismas caractersticas que la vermiculita pero con mayor drenaje y mucho más peso.

Porespn: Es hidrofbico por lo que drena y airea estupendamente. Se puede usar en bolitas en trocitos pequeos. Por su gran ligereza es un buen componente, incluso como fondo de drenaje.

Espuma: cortada en trocitos pequeos de aproximadamente 1 cm3. Se puede aadir a las mezclas pues retiene el agua increblemente a la vez que airea. No drena y es muy ligera. No conviene que sobresalga por la superficie pues puede enmohecerse. Es conveniente que sea sinttica pues algunas espumas (esponjas) se pudren.

Lana de roca (rockwool): tambin es un aislante termo-acstico. Es fibra de vidrio de color amarillo. Se utiliza como medio nico en hidropnicos y no suele formar parte de las mezclas. Retiene el agua y permite buena aireacin lo que hace que sea un buen medio de germinación. El rockwool tiende a basificar el agua por lo que es conveniente regar con un PH bajo para equilibrar y aadir al agua el alimento. Es un medio muy prctico si se usa con conocimiento, y sera un primer paso en el cultivo de plantas sin tierra. Debe manejarse mojado y es reciclable. Se usa en bloques o desmenuzado y en recipientes. Existe el libro “Rockwool Gardening” de V. Patten, y tambin se puede obtener una información más aplicada a nuestro cultivo y que habla de más medios en el libro “Marijuana hidroponics” de D. Storm.

Las mezclas propuestas a continuacin llevan entre un 40-50% de materia orgnica y un 50-60% de inorgnica, evitando tener que abonar en las primeras semanas. Los materiales inorgnicos son reciclables, e incluso las mezclas si se las limpia de races y se les aade nueva materia orgnica.

3 PARTES DE (humus de lombriz, turba y/o substrato)a elegir o combinar.

2 PARTES DE (perlita, arlita, lava y/o porespan)

1 PARTE DE (vermiculita, arena y/o trozos de esponja) Es muy conveniente aadir una taza de polvo de dolomita (carbonato de calcio y magnesio) por cada 10 litros de mezcla, ayuda a estabilizar el PH y aporta magnesio de forma lenta, cosa que conviene para el desarrollo de la planta. Si no se dispone de dolomita, se pueden aadir sales de magnesio.

Otras mezclas podran ser: turba-perlita o turba-arlita al 50%, se podra usar humus en vez de turba o combinar los cuatro a partes iguales. En definitiva toda mezcla tiene que cumplir las cualidades antes mencionadas, varindolas ligeramente en funcin de lo asiduo que se quiera regar o del tamaño de los recipientes.
Recipientes

Hemos de pensar que en la naturaleza las plantas no tienen limite al crecimiento de sus races. En interiores debemos cultivar en recipientes, lo cual limitar el crecimiento de las mismas. Podramos establecer un mnimo cubicaje de los recipientes para poder soportar todo el ciclo sin necesidad de transplantes, cosa que traumatiza a la planta y alarga el proceso.

Podemos decir que el mnimo contenido de una maceta debe ser de 6 litros, y si utilizamos macetas de más de 12 litros nos quitarn espacio para poder cultivar el nmero de plantas ideal en el rea disponible. Dentro de estos lmites usaremos los recipientes de mayor contenido posible, lo que dar una mayor cosecha. Los recipientes más grandes darn las mejores plantas, si plantamos dos clones de una misma planta madre en dos recipientes de diferente tamaño y les damos los mismos cuidados, el que crezca en el mayor de los recipientes ser mucho más desarrollado y con cogollos más grandes. Macetas de entre 25 y 35 cm. de dimetro o lado y de altura similar nos irn bien para nuestros propsitos.

Nos conviene manejar materiales ligeros, pues las plantas se deben girar sobre si mismas peridicamente para obtener un crecimiento uniforme e incluso cambiarlas de lugar. Por tanto los recipientes de pálstico irn mejor que las viejas macetas de barro. Asimismo, cada planta necesita un recipiente individual(min. 6 l. x planta), por lo que las jardineras no nos sern muy prcticas. >>

Las macetas deben estar en una cubeta comn, tipo de las que se usan para el revelado fotogrfico, o de jardinera, o confeccionada con hule grueso. Tambin se utilizan piscinas inflables para nios. La cubeta permite que la planta pueda reutilizar luego el agua que drena por los agujeros de la base de la maceta, si esta es comn a todas las plantas, el agua que le sobre a una puede necesitarla otra. Si no tienes nada más usa platos individuales, o cubetas más pequeas que quepan varias plantas. Es conveniente que la mezcla (tierra) no toque directamente al agua que se deposita en la cubeta, por lo que se debe poner un fondo de drenaje en la base de la maceta antes de introducir la mezcla. El drenaje evitar dicho contacto y evitar perder medio. Hay sistemas en que las macetas son elevadas unos centmetros mediante soportes por encima del nivel de agua, esta es succionada a travs de gruesas cuerdas de nylon que se introducen en el medio por los agujeros de drenaje, (siempre conviene dejar algn agujero libre). Este sistema permitir dejar agua en la cubeta y las plantas la succionan segn sus necesidades, lo que permite regar con menos asiduidad. Si la luz llega al agua estancada en la cubeta se formarn algas no deseadas, evtalo tapando los huecos que queden entre los recipientes. Este sistema de “mecha” es similar al utilizado en las macetas auto-riego de venta en los “garden center”, con la diferencia que el depsito (cubeta), es comn, en cambio este tipo de macetas, aunque pueden dar un excelente resultado requerirn un control más individualizado.

La mecha se puede introducir por los agujeros de la base de la maceta siempre que quede alguno libre, o se pueden practicar nuevos agujeros para tal fin cerca de la base.

El medio se debe humedecer gracias a la succin de la mecha, si al cabo de un rato el agua no llega a la superficie, significa que la succin no es suficiente, por lo que la mecha deber llegar más arriba o hacen falta más mechas, o el medio no es suficientemente poroso para utilizarlo con este sistema. En caso de que se moje demasiado(cosa no conveniente pues las plantas deben pasar periodos secos), o sobran mechas, o llegan muy arriba o el medio no tiene suficiente capacidad de drenaje. Lo difcil es encontrar el punto entre la porosidad del medio y la cantidad de mecha, pero una vez encontrado es un sistema muy cmodo. Aunque se utilice un soporte y el medio no toque directamente el agua es conveniente poner un poco de medio de drenaje en el fondo del recipiente para evitar que se escape la “tierra” por los agujeros libres. Si la base de drenaje es muy grande se podran apoyar las macetas directamente en la cubeta sin necesidad de soportes, e incluso sin necesidad de mechas si el medio es lo suficientemente poroso, pues las races penetraran en dicho drenaje y succionaran el agua directamente obteniendo parecidos resultados al sistema con soportes. Las mechas sern convenientes si se desea un riego menos frecuente. El grosor del drenaje determinar el nivel mximo de agua

La mecha se puede introducir por los agujeros de la base de la maceta siempre que quede alguno libre, o se pueden practicar nuevos agujeros para tal fin cerca de la base.

El medio se debe humedecer gracias a la succin de la mecha, si al cabo de un rato el agua no llega a la superficie, significa que la succin no es suficiente, por lo que la mecha deber llegar más arriba o hacen falta más mechas, o el medio no es suficientemente poroso para utilizarlo con este sistema. En caso de que se moje demasiado(cosa no conveniente pues las plantas deben pasar periodos secos), o sobran mechas, o llegan muy arriba o el medio no tiene suficiente capacidad de drenaje. Lo difcil es encontrar el punto entre la porosidad del medio y la cantidad de mecha, pero una vez encontrado es un sistema muy cmodo. Aunque se utilice un soporte y el medio no toque directamente el agua es conveniente poner un poco de medio de drenaje en el fondo del recipiente para evitar que se escape la “tierra” por los agujeros libres. Si la base de drenaje es muy grande se podran apoyar las macetas directamente en la cubeta sin necesidad de soportes, e incluso sin necesidad de mechas si el medio es lo suficientemente poroso, pues las races penetraran en dicho drenaje y succionaran el agua directamente obteniendo parecidos resultados al sistema con soportes. Las mechas sern convenientes si se desea un riego menos frecuente. El grosor del drenaje determinar el nivel mximo de agua
Condiciones ambientales
Es importante conocer las condiciones climatolgicas que queremos crear a la hora de escoger la ubicacin idnea para el montaje. Las plantas de cannabis son capaces de soportar temperaturas de entre 10 y 40 grados centgrados, detenindose el crecimiento en dichos lmites. La temperatura deber mantenerse entre 17 y 30 grados siendo 24 grados la idnea. Lgicamente la temperatura desciende durante el periodo oscuro. Con temperaturas muy altas las plantas gastan mucha de su energa en disipar el calor y las temperaturas muy bajas pueden llegar a matarlas. La marihuana es capaz de absorber una cantidad de anhdrido carbnico(CO2)del aire, en una concentracin mucho mayor a la que se encuentra en la atmásfera. El aire contiene un 0.003% de CO2 y las plantas experimentan un aumento del crecimiento de casi el doble bajo concentraciones de CO2 del 0.015%. Existen sistemas a la venta para aumentar el nivel de CO2 en el montaje.

Hay un libro sobre el tema aplicado a este tipo de cultivos: (CO2, Temperature and Humidity” by D. Gold. ). Aplicando estas tcnicas se acorta el proceso y se obtiene mayor produccin, aunque debe estar muy bien regulado pues al ser más rpido el crecimiento necesita una supervisin más continuada.

Aunque el CO2 es incoloro, inodoro y no es inflamable, puede ser peligroso rebasar los lmites establecidos. De todas formas se puede lograr un gran resultado sin necesidad de tanta sofisticacin. El simple aporte de aire fresco del exterior(filtrado, por supuesto)nos aportar el CO2 necesario.

El aire debe ser movido mediante un ventilador en el interior del sistema, para asegurar que el aire fresco llega a todo el jardn. El sistema necesitar de una entrada de aire, que puede venir del exterior mediante succin y filtrado, o desde la misma estancia donde se instale el montaje si esta es suficientemente amplia y ventilada. Ser necesaria una salida de dicho aire mediante un extractor al exterior, o a un segundo montaje y de este otra al exterior.

Resumiendo, se precisa una entrada filtrada con o sin extractor, una salida con extractor y un ventilador en la parte superior del interior del montaje para que dicho aire circule, conviene que las plantas se muevan ligeramente. Los ventiladores funcionarn cuando la luz funcione, aunque se pueden programar mediante temporizadores. Desde luego as no aumentaremos el porcentaje de CO2 en el sistema, pero evitaremos que descienda. Las estufas y calentadores de gas aumentan la concentracin de CO2 en el ambiente, aunque pueden causar problemas con la temperatura(debemos pensar que las lámparas darn calor). Las visitas al jardn sern agradecidas por las plantas pues nuestra respiracin aumentar el nivel de anhdrido carbnico del ambiente.

Las plantas desprenden olor, sobretodo en ciertas fases del proceso. Si esto pudiese ser un problema, se aconseja el uso de ionizadores de aire. La humedad del ambiente conviene mantenerla entre el 40 y el 60%, el uso de un termometro-higrometro con mximas y mnimas del da seria aconsejable.

Las medidas del sistema dependen en parte de la potencia de la luz, aunque hemos de pensar que las plantas medirn aproximadamente un metro de alto, más la altura de la maceta, más la distancia entre la luz y las plantas y el grosor de la luz con las cadenas y anclaje, ser necesaria una altura de por los menos dos metros. Si no se dispone de tanta altura se pueden forzar las plantas a floración antes y en mayor nmero cosechando as una legin de “bonsis” o doblar puntas.

El rea aqu recomendada es de 180×60, aproximadamente 1 metro cuadrado. Si se hacen dos montajes simultneos, uno de crecimiento y otro de floración, requerir mayor altura este ltimo. Es necesario que los montajes sean estancos a la luz, sobretodo en la fase de floración, donde interesa que durante la “noche”, la oscuridad sea total. Asimismo se aconseja que dichas paredes sean refractantes en su interior, y que el material del que están hechas colabore a crear las condiciones climticas ideales. Si nuestro problema es el fro paredes forradas de porexpan nos conservarn la temperatura a la vez que refractarn la luz. Y si nuestro problema es de exceso de temperatura, se pueden usar planchas de metal. Una pared de piedra simplemente se pintar de blanco, el color blanco es un gran refractante.

Podramos decir que el sitio ideal seria un stano pues suelen tener un clima similar durante todo el ao, pero puede ser instalado en cualquier habitacin, armario, altillo, etc. Es mejor que est alejado de jardines o cualquier tipo de vegetacin pues puede traernos plagas muy problemticas. La limpieza de manos y cambio de ropa no est de más si se ha trabajado en un huerto o jardn, o si se viene del campo. Asimismo no es aconsejable introducir en el montaje plantas provenientes del exterior o de otros monta